Domingo trastocado [minicuento complicado]

Pasé de amar los domingos a odiarlos. Ahora comienzan muy temprano, y con lo mucho que amo yo dormir...

Un domingo me animé a salir con Domingo, no pude zafar de él hasta hace casi un domingo. Fui vejada por Domingo mientras Domingo llamó por error.

Otro domingo que empezaba temprano hoy...

"Domingo te está escuchando", bastó para que me quedara muda.

Conocí a Domingo mientras le robaba la música de su myspace, para mi sorpresa se animó a hablarme y ahora no sé qué pensar. Ya yo me escribía cartas con Domingo (bueno, yo le escribía y él respondía cuando podía) pero ahora no sé si empezar a escribirle a éste Domingo. Mi inglés es bueno, pero tal vez no lo sea tanto.

Me despido de Domingo al tiempo que conozco a Domingo, todo en un domingo!. NYC está más cerca que Alemania pero... sigue estando lejos.

Domingo soltó mi mano mientras Domingo me abrazó con su música y ahora me arropa con sus palabras.

Yo sólo quiero leer. Domingo come pepinos envenenados mientras Domingo espera una respuesta.

Será que le cuento a Domingo sobre mi experiencia de intercambio de correspondencia con Domingo y cómo terminó? tal vez con eso cambie de opinión y desista de la idea de escribirle mails a esta humilde neoescritora latinoamericana. Tal vez necesite complicarse para hacer una nueva canción. Tal vez le responda el próximo domingo.

Le digo adiós a Domingo mientras no paro de oír las canciones de Domingo. No quisiera ya escribir un mail a nadie nunca pero, Domingo está en mi playlist y rayos, sé que espera una respuesta mía.

Pobre de mí, sólo soy una nuez.


Éste es un Domingo =)

[Dominic Matar]

0 comentarios:

Yo?

Mi foto
"Fotógrafa por vocación, químico por obligación y casi médico de profesión" fue mi consigna durante años, pero la química quedó replegada a unas cuantas clases domingueras y la medicina a recetas que me piden amigos y familiares cuando enferman, de las fotos no quisiera desentenderme nunca!. Soy dormilona y amante de los dulces, fanática del manga, anime y caricaturas pero sin mucho chance de verlas porque cuando crecemos, la vida exige tiempo para nuestras responsabilidades (cosas fastidiosas de volverse adultos). Enamoradisa Caraqueña, bebedora de engaños de café con leche y asidua visitante de librerías. Soñadora hasta el punto de suprimir la realidad y crearme una que me guste más. Neoescritora. Estudiante de Letras y ardua trabajadora. Será usted testigo aquí de cómo una niñita que se negó a crecer tuvo que hacerlo. Pero no se sienta triste por ella, puede volver a ser una niñita cuando nadie la ve =P

Buzon