Carolina y sus arrepentimientos de Semana Mayor...



Las personas "temperamentales" tienen mucho de que arrepentirse, muchas veces la rabia nos impulsa a hacer cosas que realmente no queríamos o que nunca habíamos pensado. La cuestión (creo yo) no depende sólo del temperamento sino la manera de ser de cada quién y las situaciones de vida por las que se esté pasando.

Según mi profesora de Necesidades Expresivas, la escritora María Fernanda Palacios, el temperamento es más como "el último reducto de nuestra individualidad", algo que no va a cambiar ni estar sujeto a persuaciones; es entonces nuestra propia marca personal, ese algo que nos hace únicos y que refuerza nuestro carácter, ese algo que sabemos que está en nosotros pero que desconocemos porque yace dormido y no despertará hasta una situación intensa lo motive a aparecer...

Carolina es (en una forma general y aparente) una de esas chicas adorables que parecen tener 12 años eternamente, de las que ven cómics y entran comiendo dulces a clases, de las que duran años mil al teléfono y tienen en su habitación cortinas rosadas y montones de posters de caricaturas. Carolina resultó ser muy distinta a lo que pensábamos de ella, y (como toda persona que se enoja porque ha sido descubierta) se alejó y nos culpó de insensibles, cara duras y gente falta de moral (entre otros).

De eso han pasado ya como 3 años, la gente madura y cambia, encuentran un nuevo empleo y se cambian el color del cabello, pueden comprar un auto y pretender ser chéveres pero nunca podrán cambiar lo que hicieron y siempre llevarán a cuestas su carga de remordimiento.

Carolina me ha invitado a ser su amiga en Facebook, una cosa que realmente me sorprendió porque se terminaron hace algún tiempo muy abruptamente nuestras relaciones diplomáticas. Al principio no supe qué hacer, pues ella es una de esas personas a las que das por muerta y entierras en el pasado para poder seguir adelante; luego me dije "por qué ella ha aparecido así de nuevo?" y se lo atribuí a esas misas de Semana Mayor donde hablan del arrepentimiento sincero, del amor al prójimo y otros tantos discursitos psicológicos repetidos de las iglesias.

No existe la posibilidad de ser amigas, o al menos ya no como antes. Creo que está bien que sienta que todavía puede arreglar un poco las cosas, a lo mejor está sola y se siente triste, quizá no tiene más amigos, puede ser que quire que vea lo mucho que ha prosperado, no sé... no me importa nada de eso.

Creo que responderé a su solicitud de amistad, qué se yo si la chica en cuestión está en una nota depresiva y termina matándose? uno nunca sabe... =/

Yo soy inmune a la Semana Santa, Navidad, Cumpleaños y día de las Madres, si puse la torta la puse y ya. No veo por qué la gente tiene que elegir fechas específicas para arrepentirse de algo o pedir disculpas, si no te gusta andar pidiendo disculpas pues evita meter la pata siempre o ser tan irreverente, creo que ser "temperamental" sí te hace único, pero no es excusa, eso no justifica las malas acciones.

La situación de esta chica me recuerda la pasada con la hermana de mi novio hace algunos meses, la mujer me detesta y ya, resultó que toda la familia me detesta y ya, es simple. No veo por qué tienen que estar insistiendo en que vaya a su casa a almuerzos familiares o se hacen los dolidos porque no llamé en navidad. Ocurrirá como con Carolina, puede que acepte de nuevo su "solicitud de amistad" pero eso no resolverá las cosas.

¿Por qué la gente muestra falsos arrepentimientos? ¿será que creen que con eso se librarán de ir al infierno? pues les informo que no, todos nos encontraremos ahí:) ♥

0 comentarios:

Yo?

Mi foto
"Fotógrafa por vocación, químico por obligación y casi médico de profesión" fue mi consigna durante años, pero la química quedó replegada a unas cuantas clases domingueras y la medicina a recetas que me piden amigos y familiares cuando enferman, de las fotos no quisiera desentenderme nunca!. Soy dormilona y amante de los dulces, fanática del manga, anime y caricaturas pero sin mucho chance de verlas porque cuando crecemos, la vida exige tiempo para nuestras responsabilidades (cosas fastidiosas de volverse adultos). Enamoradisa Caraqueña, bebedora de engaños de café con leche y asidua visitante de librerías. Soñadora hasta el punto de suprimir la realidad y crearme una que me guste más. Neoescritora. Estudiante de Letras y ardua trabajadora. Será usted testigo aquí de cómo una niñita que se negó a crecer tuvo que hacerlo. Pero no se sienta triste por ella, puede volver a ser una niñita cuando nadie la ve =P

Buzon